Procesado RAW

blog1blog3

Con cualquier cámara, al disparar tomamos la información lumínica del sensor y luego se aplican ciertos algoritmos de contraste, luminosidad y saturación… esto puede ser útil para un usuario común, pero si quieres algo mas de control resulta un inconveniente, ya que al saturar los colores y contrastar la imagen, parte de la información se pierde, información que puede sernos muy útil en el procesado de la foto.

Con el formato RAW, almacenamos toda la información del sensor, lo que nos permite un rango de trabajo mucho más amplio, dejando las decisiones creativas de procesado en manos del usuario, en vez del chip de procesado de la cámara. Estos cambios en la imagen pueden ser de lo mas dramáticos, ya que se puede comenzar con una foto común y corriente y terminar con una fotografía más aparente, todo gracias al post-procesado.

Las corrientes más purístas pueden pensar que esta manera de trabajar es fabricar una foto con un ordenador. Mi punto de vista es que no se agrega ninguna información extra a la imagen, es decir, no estoy agregando o restando pixeles en Photoshop, creando capas o anexando elementos que no estaban en la fotografía original. Todo el tratamiento de la imagen resulta de manipular la información existente, la información ya capturada en ese momento.

Anuncios